LibrosBolsa.com un nuevo concepto de libros sobre bolsa

Indice Artículos

Logo_Clubdellector

Titulo : "Plan your Trade, Trade your Plan" Parte I.
páginas: 7
Palabras: 2840
Tamaño Archivo en pdf: 39 Kb

Breve reseña: Articulo en el cual comentamos la necesidad de contar con nuestro plan de trading y la importancia de seguirlo, y lo difícil que resulta esto último. También se incluye las páginas de un libro de Josep Codina en las cuales habla sobre el plan de trading. Por desgracia muchas personas que conozco que invierten en bolsa, no disponen de un plan de trading.

Formato html
Logo Pdf

 

[Artículo aparecido en el número 25 del Boletín Bursátil RSIDAT, de marzo de 2005.  Cuantos disgustos se ahorraría más de uno, si fuese capaz de tener y seguir su propio plan de trading].

Creo que ya lo he comentado varias veces, termino un boletín y comienzo a pensar que meteré en el siguiente o en el siguiente y siempre, siempre donde tropiezo es en la sección del Cheff, aquí no sé sobre que voy a escribir, no sé como abordarla, este mes estaba igual, era el día 18-20 de febrero y no sabía que iba a escribir en esta sección y en cosa de dos o tres días he tenido dos conversaciones con dos personas y de ahí me vino la idea para este artículo.

Si estudiáis libros sobre sistemas de trading o sobre la operativa en los mercados, veréis como hay una frase que se repite una y otra vez y esta es "Plan your Trade, Trade your Plan", para los que el inglés no sea su fuerte, su traducción podría ser "planifica tus operaciones, ejecuta tu planificación", esta frase encierra mucho más contenido de lo que aparentemente se podría pensar.

Tenemos que estudiar, planificar la forma de operar que vamos a seguir (toma de decisiones para entrar en un operación, como gestionar esa operación, gestión del riesgo, como gestionar las salidas) y una vez hayamos hecho este trabajo, tenemos que seguir ese guión, seguir las reglas que hemos establecido en nuestra operativa y no salirnos de ellas, a priori ¿Es fácil no?

Al final de este artículo tenéis un capítulo del Manual del Day Trader que habla sobre el Plan de Trading, escrito por Josep Codina.

Cuando hablas de algo, muchas veces si no pones un ejemplo práctico, el tema en cuestión tratado no llega a entenderse, no se le da la importancia que realmente tiene, por eso os pongo dos casos reales recientes.

Un usuario de nuestro servicio de datos y suscriptor del BBR al cual aprecio mucho en lo personal pues me está enseñando muchas cosas (no en el mundo bursátil), pues este hombre el año pasado sin operar todo el año obtuvo una rentabilidad real del casi el 40 %, y sin dejar a su familia de lado (cosa muy importante para mí), las cosas le fueron bastante bien.

Tenía su forma de trabajar, su plan de trabajo mas o menos esbozado, operaba con el bono alemán y como digo le iba bastante bien. Pero fíjate por donde que durante un tiempo cambió de programa de gráficos, en vez del metastock intentó utilizar otro programa de gráficos y durante esa época el tema no terminaba de ir (un determinado tipo de gráficos no lo tenía este programa, lo desarrollaron pero no terminaba de hacerse con el programa, no terminaba de encontrarse a gusto con este nuevo programa) al final ha vuelto a utilizar el metastock en su operativa diaria. En ese ir y venir en el mercado no le fue muy allá que digamos.

Como digo sólo opera con el futuro del bono alemán, pero en esta subida tan pronunciada que ha tenido recientemente las bolsas, le dio por volver a operar con el futuro del ibex, según su recuento y demás instrumentos que utiliza para tomar decisiones, pues le decía que esa subida no se podía dar, que no era real y que tenía que bajar, por ello se puso corto, y una vez puesto corto, como seguía subiendo, pues hizo la posición más grande, y al final la tuvo que cerrar con grandes pérdidas.

Ahora está en una fase de impass, de espera, para ver que ha pasado, de aprender de los errores, está estudiando fórmulas y sistemas automáticos, pero el caso es que a parte del palo en el plano económico que se ha llevado a nivel moral, a nivel personal le ha "dejado tocado".

Segundo caso una persona que no conozco en persona, pero por avatares del destino a través de correo electrónico hemos ido creando cierta relación de "amistad", el caso es que este hombre tecnológicamente tiene un invento muy desarrollado, este hombre reúne dos cualidades para mí personalmente muy envidiables: Le gustan los mercados y además es programador informativo; ello ha dado lugar a tener un invento tecnológico envidiable, y durante mucho tiempo le ha ido bien y otras veces regular, hace poco su sistema le marcaba una posición larga en los bonos (mirar un gráfico de los bonos y veréis que subida tan clara tienen) pues el caso es que el no se creía esa posición y no le hizo caso al sistema y se puso corto cuando el sistema le decía lo contrario y claro vino el gran tortazo, el problema es que este no ha sido el único que se ha dado y ahora anímicamente pues no está muy allá y económicamente tampoco.

Lo común de estos dos casos y de otros muchos que voy analizando a lo largo de los años (cuando alguien me dice que gana o pierde no entro a ver cuanto gana o pierde si no a ver como actúa, a estudiar su comportamiento y de ahí saco mis conclusiones) y lo común en la mayoría de los casos es que por alguna extraña razón nos salimos de nuestro plan de trabajo, por algún extraño motivo las reglas asépticas de nuestro sistema de trading nos están diciendo que actuemos de una forma y nosotros como decía por algún extraño motivo actuamos de manera totalmente diferente. Y este es el gran peligro que siempre nos está acechando cuando trabajamos con sistemas.

Tenemos definido nuestro plan de trading y en vez de ejecutarlo y llevarlo a la práctica hacemos algo que no está contemplado en ese plan de trading.

Aquí creo que es donde está nuestra perdición, pues cuando actuamos así pueden pasar dos cosas una que nos vaya bien, que ganemos y otra que perdamos, para mi ambos resultados son contraproducentes y no sé cual de los dos es peor.

Si ganamos, pensaremos que hemos actuado mejor que nuestro sistema, esto nos dará pie a subestimar nuestro sistema (lo cual indica la poca estima y lo poco trabajado que lo tenemos, si yo he trabajado bien mi sistema y he hecho todo mi trabajo no puedo dudar del mismo, sólo los números me podrán hacer dudar del mismo) y esta subestimación hará que más de una vez pongamos en duda las "decisiones" de nuestro sistema y a la larga hará que terminemos abandonándolo. He conocido varios casos de personas que a lo largo de los años van dando tumbos, van picando un poco de allí otro poco de aquí y no terminan de llegar a su destino.

Si perdemos, a parte de la pérdida económica inmediata, a nivel psicológico viene de forma inminente el plantearte el por que no has obedecido al sistema, ves como algo que en teoría dabas por hecho y asentado no lo es tanto y lo que pensabas que formaba parte de ti, no lo es, pues no has sido capaz de seguir las reglas de actuación  de tu sistema.

El tema económico es importante, pues a nadie le amarga un dulce como se suele decir, pero no olvidéis que al final es sólo eso dinero, y al dinero le tenemos que dar su justa importancia, no es que a mí me sobre y menos en estos momentos, pero es sólo eso dinero y nada más, para mí es más importante a nivel personal, a nivel psicológico lo que supone el no ser capaces de seguir nuestro sistema, y las repercusiones que eso puede traer tanto a nivel interno como lo que pueda interferir en las relaciones con los demás, sobre todo con los más allegados.

Está claro que lo tan manido y tantas veces oído de la disciplina en los sistemas de trading es algo, que por lo que sea, nos cuesta mucho, mucho trabajo llegar a conseguir.

¿Cómo podemos saber si actuamos o no con disciplina? es una pregunta de perogrullo pero por los resultados no lo es tanto, podremos saber si somos indisciplinados si comparamos nuestra actuación con las reglas que deberíamos haber seguido para actuar con disciplina, es obvio, pero ¿Dónde están esas reglas que en teoría deberíamos haber seguido?

Si decimos que las tenemos en la cabeza, eso al menos para mí no sirve, pues en función de la situación las haremos moldeables para adaptarlas a cada situación en particular que se vaya dando (por ejemplo unas veces nos parecerá que el stop de pérdidas es suficiente con un 2 % y otras veces por alguna corazonada pues lo subimos al 3 %, total un 1% apenas si se nota), no tenemos más remedio que tener escritas esa reglas de actuación y así sabremos que esas reglas son inamovibles (hasta que las cambiemos por una causa justificada y fuera de mercado, sin ninguna operación abierta) y teniéndolas escritas y bien estudiadas así sabremos si estamos actuando con disciplina o no, sólo si tenemos nuestro plan de trading bien definido sabremos si actuamos con disciplina o no.

Por otro lado al tener escritas nuestras reglas de actuación, si hacemos bien nuestros deberes, esos nos ayudará a asumir como algo nuestro en cumplimiento de esas reglas, el verlas una y otra vez, repasarlas, ver su bondad, el tenerlas escritas si hace falta en nuestra pizarra de trading, para cada vez que alcemos la vista las veamos, eso aunque no lo creáis hace que ese plan de trading forme parte de nosotros, tenemos que estar convencidos de su bondad, tenemos que leerlo una y otra vez y decirnos que lo mejor que podemos hacer es seguir nuestro plan de trading, al fin y al cabo es una actitud mental, actitud que necesitamos tener para que llegado el caso no nos saltemos a la torera nuestro plan de trading.

En la entrega del próximo mes, intentaremos contestar a preguntas tales como ¿Por que no seguimos nuestro plan de trading? ¿Que podemos hacer para intentar seguirlo?, etc.

Como aún la segunda parte de este articulo la tengo esbozada pero no terminada, os agradecería que si tenéis alguna experiencia personal sobre este tema u opinión me la hagáis llegar y así saldrá un artículo mejor, muchas gracias.

Ciempozuelos, marzo de 2005.
Antonio Carcelen.

-----------------------------------

A continuación tenéis el capítulo 3 "El Plan de Trading" del Manual del Day Trader, manual cuyo autor es Josep Codina Castro  www.tascinvestor.com y que fue editado por la revista Inversión en el verano de 2003. Lo reproducimos con permiso del autor para que tengáis otro punto de vista y veáis que puede contener un Plan de Trading.

El plan de “trading”

El plan de “trading” es la pauta que tenemos que seguir durante la jornada sin desviarnos y es lo que nos va a garantizar el que se tenga el control de una forma general de la situación.

Son el conjunto de reglas fijadas por nosotros mismos, de acuerdo con nuestra personalidad, filosofía y estilo de “trading” que marcan la conducta a seguir de forma global en cada “trade”/operación realizada.

El plan de “trading” persigue varios objetivos, siendo quizá el más importante de ellos el prevenirnos de no tener que tomar decisiones emocionales durante la sesión. Saber qué es lo que tenemos que hacer frente a la mayor cantidad de sucesos imprevistos que puedan surgir durante la sesión.

· Tener un  “checklist” de condiciones claro, determinado y conciso a cumplir antes de    realizar una operación.

· Tener un  “checklist” de condiciones claro a cumplir durante la vida/duración de cada    uno de los trades/operaciones.

· Fijar a priori los objetivos y posibilidades operativas de la sesión según nuestro estilo y    filosofía.

· Evaluar los riesgos de una forma global y ajustarlos para cada posible operación, tener    muy  claro cuál es  a gestión y el control del riesgo, lo que se conoce como “money    management”.

¿Qué riesgos se han de controlar antes del inicio de sesión?

Los riesgos a tener bajo control a priori pueden ir desde los fallos tecnológicos, que nos quedemos sin luz o líneas de teléfono en medio de la sesión, ya que se resuelven teniendo fijados los “backups” y métodos de comunicación alternativos con el “broker”. También una falta de fondos o conocer exactamente la disponibilidad. Es una comprobación que hay que realizar antes del inicio de cada jornada. Hay que tener la posibilidad analizada del coste de usos alternativos de fuentes de financiación, apalancamiento, etc.

Otros riesgos previos a valorar son, por ejemplo, que considerar también si el mercado cumple con las especificaciones que se adecuan a nuestro estilo de “trading”. Por ejemplo, si los rangos de la jornada o la volatilidad son más elevados que lo que nuestro sistema de “stops” y riesgo asumible nos permiten. Recordemos que no es imperiosa la necesidad de hacer “trading” todos los días.

También hay que reconocer si nuestro estado físico y mental son los adecuados para la jornada. Enfermedades leves, problemas que puedan causarnos “stress” y desconcentrarnos o que requieran la atención en medio la sesión pueden resultar fatales. Es muy recomendable tener una rutina diaria que incluya ejercicios de relajación antes de empezar la jornada.

Antes de empezar la jornada, hay que tener muy claros con qué mercados, activos o títulos van a concentrar la operativa de la jornada y ellos supone saber a priori que cumplen con las condiciones de liquidez, volatilidad, apalancamiento, tipología de órdenes que se pueden utilizar en cada caso.

¿Qué noticias se han de controlar antes del inicio de sesión?

La casuística de los datos que aparecen durante la sesión y que pueden afectar en el momento del “trading” es muy extensa. Normalmente, antes del inicio de cada jornada nos tenemos que proveer de una fuente varias para estar al tanto de estas informaciones, que deben contener una descripción de la misma o del dato esperado y cuál es la previsión sobre el mismo que tiene el consenso del mercado.

Es posible realizar estas tareas de forma sistemática, empezando por las noticias o acontecimientos de ámbito general, que puede ir desde indicadores de sentimiento, variables macroeconómicas coyunturales (del mercado propio o del resto), reuniones de los bancos centrales, declaraciones de ámbito político, etc., etc.

Para seguir analizando luego los datos concretos como pueden ser: Resultados empresariales de títulos en concreto de nuestro interés o de los líderes en el sector, revisiones de los analistas, particulares y/o sectoriales, convocatorias de empresas, ruedas de prensa, juntas generales, y OPAs, OPVs, dividendos, ampliaciones de capital, “splits”, amortizaciones de autocartera...

Lo ideal es que para cada situación detectada que pueda afectar tengamos establecida a priori la actuación a seguir, si procede, en base a los distintos casos y escenarios que puedan producirse.

Para ello, hay que conocer lo que espera el consenso del mercado y qué fiable es este consenso con sus previsiones y también conocer los comportamientos anteriores ante la publicación de los mismos datos, también en varios entornos coyunturales distintos.

¿Qué elementos debe contemplar el “checklist” para abrir posiciones durante la sesión?

El “checklist” debe ser los más amplio posible y ajustado completamente a nuestro estilo de “trading”, con pocas posibilidades de que nos podamos apartar de él durante la sesión por causas emocionales.

Aunque a primera vista pueda parecer que son muchos aspectos a controlar antes de poner en marcha de forma efectiva una posición, la práctica y la experiencia acaban provocando que la comprobación se realice en segundos y en muchos casos de forma mental y automática momentos antes de tomar cada posición.

Este es un ejemplo de “checklist” válido para comprobar antes de efectuar un “trading” efectivo:

El mercado cumple las condiciones para el desarrollo de nuestra estrategia.

· Apoya la dirección de la operación.
· Estamos  dentro del  rango  de volatilidad  tolerable  para nuestro  nivel de  pérdidas.
· Hay eventos que le puedan afectar de forma inmediata.

El valor/activo cumple las condiciones para realizar la operación.

· Activación de la entrada ¿Es técnicamente perfecta?
  Confirmaciones adicionales por diferentes indicadores.
  Es   aceptable   el   análisis    riesgo/beneficio   de   la   posición    de   forma   independiente.
· Hay algún suceso externo o de mercado que pueda afectar directamente, si    es así ¿lo tenemos resuelto?

Estamos dentro del nivel de riesgo aceptado.

            Colocación de los niveles de “stop” de una forma coherente.
Nos condiciona la posición del mismo al resto de operaciones, si las hay,    teniendo en cuenta el escenario más desfavorable posible.  Va contra alguna de  nuestras  reglas   primarias.  Respetamos todas  las    condiciones del “money & risk management”.

El seguir el “checklist” nos permite iniciar las posiciones bajo control emocional y mental, sin actuar impulsivamente. Ello unido a la gestión del riesgo y del dinero, nos han de permitir mantener siempre este control. Pero esto no nos asegura que la posición vaya a cerrarse con éxito, pero cuando menos sí que se encuentra dentro de las reglas y metodología con las que nos encontramos cómodos y no nos generan una tensión adicional.

Realmente, el verdadero trabajo del “trader” es seguir su plan de “trading”.

Conseguir el artículo:

Logo Pdf
De un clic derecho sobre el icono superior y seleccione la opcion guardar destino como... para guardar el artículo en su pc.
Enviar por email "Plan your Trade, Trade your Plan" Parte I."
Name:
Correo Electrónico:

Sepa y entienda que nosotros en estos envios no guardamos dato alguno de Ud. Sólo conservamos los nombres y emails de los socios del Club del Lector. Si lo desea puede ver nuestra politica de protección de datos.